La prevención y los comportamientos saludables, son el centro de nuestra actividad en el Parque de la Vida, por eso, en esta ocasión te presentamos la información más importante que debes tener en cuenta para cuidar tu salud bucal y así prevenir las enfermedades más frecuentes.

 

Selecciona la edad de tu interés y conoce los cuidados. Te invitamos a compartir esta información con tus amigos y familiares, y así lograremos todos prevenir las enfermedades y cuidar adecuadamente nuestra salud de manera integral.

Selecciona la edad de tu interés o navega con el scroll

 

Los niños en edades tempranas aprenden por imitación de sus padres. Comenzar con el ejemplo, es el primer y más importante paso. Enseñar las técnicas de limpieza correctamente y hacerlas junto a ellos es la mejor manera de iniciar un hábito saludable.

 

Limpieza y cuidados

Hábitos y alimentación

¿Sabías que?

  • Desde la aparición de los primeros dientes, implantar el hábito del cepillado al menos 3 veces al día
  • Utilizar productos dentales con flúor, según las indicaciones del odontólogo a partir de los 6 años.
  • Empezar el hábito del uso de la seda dental después de las comidas a partir de los 4 años.
  • Enjuague bucal para niños es recomendado también en esta etapa.
  • Es importante visitar al odontólogo para revisiones preventivas.
  • Cuando empiezan a salir los dientes nuevos es necesario tener más cuidados en la limpieza.
  • Reemplaza el cepillo dental del niño cada tres meses.
  • Es importante una alimentación controlada en azúcares y golosinas.
  • En los niños el hábito de chuparse el dedo pulgar, más allá de los 4 años, puede llevar a dientes en mala posición y a problemas de mordida.
  • Se recomienda que el niño ingiera bebidas utilizando un vaso a partir del primer año.
  • Es importante seleccionar el cepillo adecuado para la edad del niño, según la dureza de las cerdas y el tamaño.

Siguiendo estos consejos, los niños podrán gozar de una salud bucal sana. Lo más importante es crear estos hábitos saludables desde el ejemplo de los mayores, y mantenerlos durante el resto de la vida.

La mejor forma de que los jóvenes disfruten de una sonrisa y dientes saludables es continuar con los buenos hábitos bucales adquiridos durante la infancia, y evitar otras costumbres que atentan contra la salud bucal, como el cigarrillo y el licor.

Ubica el puntero del mouse sobre los números para visualizar el contenido.

La adolescencia es una etapa clave en la salud bucal, pues es cuando se toma conciencia de la importancia de los hábitos saludables adquiridos en la niñez. Es un periodo de cambios, incluyendo en la dentadura, por lo que los buenos hábitos deben continuar, y evitar otros nocivos para la salud. Los tratamientos de ortodoncia son comunes y se debe consultar al odontólogo por los cuidados especiales a tener con ellos.

La salud bucal en la edad adulta es el reflejo de los hábitos adquiridos durante la vida, por tanto, si se ha tenido un cuidado adecuado, los problemas bucales serán menos en esta etapa.

La edad adulta es la madurez del cuerpo y por ende de la dentadura. Cualquier daño a los dientes o enfermedad bucal requerirá de tratamientos para que no sea permanente, por lo que es mejor la prevención, mantener buena higiene bucal, y estar al tanto de las enfermedades que puedan tener repercusiones sobre la salud oral.

Con el cuidado y los hábitos adecuados, los dientes pueden durar para toda la vida. En esta etapa se presentan cambios en el estado de salud, que con buen manejo no deben afectar la salud bucal en gran medida.

  • Limpieza y cuidados

    • Las caries y el deterioro de las superficies de los dientes son comunes en las personas mayores. Es importante cepillarse con una crema dental con flúor, usar el hilo dental a diario y visitar al odontólogo con regularidad.
    • Los trastornos de salud como diabetes, afecciones cardíacas o cáncer pueden afectar tu salud bucal. Cuenta a tu odontólogo cualquier problema de salud.
  • Hábitos y alimentación

    • Las prótesis dentales facilitan la vida a las personas mayores, pero requieren cuidados especiales. Si las usas, debes hacerte un examen anual y visitar al odontólogo si se rompen, astillan, agrietan o se aflojan.
    • Cuando manipules tu prótesis, hazlo sobre una toalla doblada o un recipiente con agua, pues son delicadas y pueden quebrarse si se caen.
    • Cuando no uses la prótesis, manténla en una solución de limpieza específica o en agua común, pero no caliente ya que podría alterarse su forma.
  • ¿Sabías que?

    • La sequedad en la boca es común en las personas mayores, puede ser causado por medicamentos o trastornos médicos. Si no se trata, puede dañar los dientes.
    • La enfermedad de las encías es un trastorno potencialmente grave que afecta especialmente a mayores de 40 años. La pueden agravar una dieta inadecuada, una higiene bucal deficiente o enfermedades  sistémicas como diabetes, afecciones cardíacas y cáncer.

El desgaste general del cuerpo, y por tanto de la dentadura, es algo natural en esta etapa, por tanto los cuidados de la salud general deben incluir los de la salud bucal en muy buena medida. El mantener buenos hábitos de higiene bucal y la consulta adecuada al odontólogo, serán de gran ayuda para los adultos mayores.