Información adicional

  • Proyecto: Estilos de vida Saludables

Moviéndose a todas las edades

Martes, 08 Septiembre 2015 16:28 Escrito por 
 MG 9247

Las actividades artísticas ponen el cuerpo en movimiento y le dan color a los días.

¿Actividad física es lo mismo que ejercicio? La primera, se refiere a todos aquellos movimientos que representan un cuerpo calórico, mientras que el ejercicio se refiere a una actividad física planteada con tal de obtener resultados como reducción de peso, aumento de masa muscular, tonificación, etc.

Actualmente en la ciudad se viene trabajando el concepto de la actividad física enmarcado en la promoción de la salud, donde el ser humano es considerado como un sujeto global y la salud se entiende como algo más que la ausencia de enfermedad.

Entender el ser humano en sus dimensiones, corporal, socio-política, comunicativa, cognitiva y afectiva, pone la actividad física no como un fin, sino como un medio para alcanzar a través de la dimensión corporal, un mejoramiento de la calidad de vida. Es así como tiene incidencias no solo en lo biológico sino también en las otras dimensiones. Los beneficios biológicos de la actividad física adquieren relevancia en la medida en que le permite a los sujetos vivir más intensamente, con mayor vitalidad y bienestar.

La actividad física debe estar presente en los diversos ciclos de vida del ser humano, teniendo en cuenta que se requiere que esta sea acorde a las características diferenciadoras de cada una de estas etapas.

Durante la Etapa gestante, la realización de actividad física posibilita a la madre gestante la preparación adecuada para el parto, permite en ella el disfrutar de espacios en los cuales descargará tensiones generando estabilidad emocional y a su vez se generan espacios de compartir en pareja fortaleciendo su relación y preparación para la llegada del bebe. La estabilidad de la madre y de la familia durante la etapa de gestación se reflejará en el desarrollo intrauterino del bebe quien igualmente se ve estimulado por la actividad física realizada por la madre gestante.

En la Primera infancia, periodo comprendido entre los 0 y los 6 años, las actividades perceptivo-motrices son las que se deben priorizar, estas actividades estimulan el cuerpo a partir de las sensaciones (olores, texturas, sabores, imágenes, actividades de coordinación y juegos pre-deportivos) y ayudan a construir una idea del yo, del otro y del entorno. Además contribuyen al crecimiento y fortalecimiento óseo muscular y de las habilidades motrices básicas (desplazamientos: andar, correr, trepar, nadar; saltos, giros, lanzamientos y recepciones).

En la Niñez, que es la etapa comprendida entre los 6 y 12 años, se inicia un momento importante en la vida que es la socialización con otros de la misma edad en el entorno escolar. Al entrar a la escuela los niños y niñas desarrollan funciones cognitivas, afectivas y sociales. En este momento es importante la actividad física a través del juego que les permita socializar y poner en escena sus valores, la comunicación y sus modos de hacerse presentes en el mundo. Los juegos pre-deportivos son una buena estrategia para el desarrollo de las habilidades motrices básicas, para el desarrollo de las relaciones interpersonales (comunicación asertiva), la tolerancia a la frustración y genera el reconocimientos de normas y reglas en relación al respeto por los otros, ya que deben cumplir con turnos, tiempos y compartir implementos y espacios con sus pares.

 MG 9663

Para liberar el estrés, diviértete como niño, comparte con ellos momentos de juego.

La Adolescencia es la etapa comprendida aproximadamente entre 13 y los 18 años, es importante que se realicen actividades que estén acordes a los gustos y deseos (bailes urbanos, nuevas tendencias como parkour, slack, teatro, yoga, además de los deportes de manera recreativa y competitiva). Es una etapa que se caracteriza por la necesidad de independencia frente a los padres, frente a la escuela, y frente a cualquier institución que intente determinar las formas de comportarse, es una etapa de mucha intensidad emocional.

En este momento la actividad física es un canalizador de ese desborde de energía y de emociones dado por los cambios hormonales que lo llevan a querer vivir y experimentar momentos de riesgo y adrenalina, la actividad física los distancia de prácticas nocivas como el consumo de sustancias psicoactivas, de actitudes violentas y agresivas y les permite un reconocimiento positivo de su corporalidad.

En la Juventud, la actividad física hace uno de los aportes más significativos a nivel fisiológico si se realiza con frecuencia. Previene la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, asma, enfermedades cerebrovasculares, cáncer y cardiopatía isquémica). La actividad física además de ayudar a prevenir la aparición de estas enfermedades, genera sensación de bienestar, vitalidad y goce que contribuyen de manera positiva a la manera de relacionarse consigo mismo, con los otros y con el entorno.

 MG 8147

Bailar tus canciones favoritas le da ritmo a tus días y felicidad a tu vida

Durante la Adultez se enfrentan retos que pueden generar estrés y por ende, inestabilidad emocional y psicológica en las personas; ya que durante esta etapa del ciclo vital las responsabilices aumentan tanto desde el ámbito académico, como laboral y familiar. Si el estrés no es manejado de forma asertiva puede alterar diferentes aspectos de la vida del ser humano tales como las relaciones de pareja, el manejo asertivo de emociones, las relaciones familiares, la salud física y el rendimiento académico y laboral; es debido a esto que la actividad física se perfila como una estrategia para generar espacios de esparcimiento que propician la descargar de tensiones, oxigenar el cerebro, generar endorfinas, las cuales generan la sensaciones de felicidad y satisfacción.

Las actividades acordes para esta etapa del desarrollo están enmarcadas principalmente en las actividades aeróbicas como caminar, trotar, nadar, montar en bicicleta, sin abandonar aquellas que permitan fortalecer los músculos.

 MG 8057

Transportarte en cicla es dejar en el camino las tensiones, reconocer tu ciudad sentirte ligero y vital.

En la última etapa de la vida, el Adulto mayor se enfrenta a la reacomodación de sus rutinas, ya que muchos se pensionan y por ende cambia su cotidianidad, en otras ocasiones, los cambios corporales que también trae esta etapa hacen que ya no puedan realizar ciertas actividades en casa; es entonces que la actividad física se convierte en el espacio para continuar socializando y para identificar que aunque sus habilidades han variado, todavía son valiosas reivindicando su rol y posición en los entornos en los cuales comparten.

Es así como la actividad física puede estar presente en las diversas etapas de la vida, adaptada a las necesidades y gustos de cada edad y cada persona. Incluir la actividad física desde temprana edad, permite convertirla en un hábito que se conserve a lo largo de los años y genere personas sanas física, mental, emocional y socialmente.

Este artículo fue construido por el proyecto Activo mi vida, disfruto la actividad física de la Secretaría de Salud de Medellín, basado en los conocimientos de Hérika Peralta, líder de Educación Física y Margarita Torres, trabajadora social del proyecto.

último tweet

último post

último video

Licencias