La alimentación como vehículo para la felicidad

Jueves, 29 Octubre 2015 14:16 Escrito por 

OMS2 

A raíz del informe que emitió hace algunos días la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que se vincula el consumo de carne procesada y carne roja con el riesgo de padecer cáncer, nos dimos a la tarea de averiguar sobre los beneficios y las consecuencias que puede tener el consumo de este alimento que encabeza la lista de mercado en muchos hogares de Medellín.

Desde el punto de vista nutricional, las carnes rojas tienen aminoácidos esenciales para el funcionamiento del cuerpo, proporcionan vitaminas B2 y B12 que estimulan la adecuada formación de glóbulos rojos para que el organismo se mantenga en buen estado, aportan hierro, proteínas, calcio y potasio y ayudan a fortalecer los músculos y a combatir la anemia, así que dejar de comerlas puede llegar a ser tan perjudicial como hacerlo en exceso.


 

Laura Vélez, técnica en cocina y pastelería y gestora comunitaria del proyecto Comportamientos Saludables en Comunidad, asegura que si bien es cierto que las carnes procesadas como chorizos, salchichas y demás embutidos no son la fuente más sana de proteína, por la cantidad de conservantes, sales y colorantes que le son adicionadas, consumir estos productos en algunas ocasiones no genera cambios significativos en la salud. Eso sí, los embutidos no deben ser la principal fuente de proteína animal de la canasta familiar, en su lugar, se debe procurar por comer más pollo, pescado y huevo.

“A través de los talleres de nutrición y cocina que desarrolla el Parque de la Vida en diferentes comunas de la ciudad, buscamos influir en los hábitos alimenticios de las personas, les presentamos los alimentos para que los conozcan mejor, sepan qué les aporta para su organismo y los guiamos hacia decisiones nutricionales más saludables, sin llegar en ningún momento a imponerles o alarmarlos frente a ningún producto”, concluye Laura.

 

La cuestión es que en muchos hogares colombianos, las carnes rojas son la fuente principal de proteína, dejando de lado otros alimentos igualmente favorables para el cuerpo; así que este informe, más que alarmar apresuradamente, nos da la oportunidad de informar a la comunidad sobre la necesidad de mantener el equilibrio en los productos que consumimos.

Así pues, la recomendación general es mantener una alimentación variada, moderada y equilibrada, con consumo limitado de carne, grasa y azúcar, sin embargo, la salud no puede reducirse a una dieta, porque la salud también es ser feliz y ser feliz además implica informarse en más de un medio de comunicación, consultar con médicos o nutricionistas y adoptar hábitos saludables que nos permitan tener una vida más saludable y feliz.

último tweet

último post

último video

Licencias