Información adicional

  • Proyecto: En Plural

La identidad de lo diverso / Acuerdo 08

Martes, 29 Noviembre 2016 16:04 Escrito por 

Adriano casco

 

Por: Armando rivera - Escritor y poeta guatemalteco, radicado en Chile.

Con el Acuerdo Municipal 08 de 2011 del Concejo de Medellín "se da un pequeño trazo positivo en la complejidad del ser humano y sus emociones. Las personas de esta ciudad marcan un hito y crean una ley que nos permite respetar la diferencias de esa otredad que nos contiene."


Una orden suya era suficiente para que 20,000 soldados se levantaran en armas y destruyeran al oponente e inmediatamente. Con una disposición de su nombre, se erigía una estatua monumental al dios Marte. Él, Adriano, -emperador de Roma- se enamoró́ de Antino, un joven mancebo que lo amó con toda la ternura del mundo.

Este emperador fue un hombre revestido de poder pero capaz de otorgar su ser por amor, fue un hombre que amó a otro hombre. Hoy, la historia de Adriano y Antino cobra mayor vigencia, porque la humanidad empieza - nuevamente- a comprender que el amor en todas sus expresiones, en nuestras vidas, es lo esencial. Han transcurrido casi dos mil años desde que Roma fue un imperio en la tierra y Adriano su emperador, pero su legado cultural tiene vigencia hasta la actualidad.

En muchos campos del hacer humano, este legado romano, nos sirve de fundamento para convivir. Por ejemplo, el corpus legal de nuestra convulsa sociedad moderna tiene su fundamento en la doctrina del derecho romano. La mayoría de las leyes se crean en una cámara de senadores o diputados, quienes legislan para el bien común. En ese sentido, el Acuerdo Municipal 08 de 2011 del Concejo de Medellín merece nuestro reconocimiento total y aplauso. Este grupo de personas comprendió lo vital de promover una ley de respeto y tolerancia hacia la comunidad LGTBI. En consecuencia, desde otra esquina del mundo, en Chile, otorgamos nuestras palabras de apoyo para la comprensión y el reconocimiento a las múltiples formas que puede tener un ser humano para expresar el amor.

Con este acuerdo, la comunidad LGTBI tiene -por principio- la igualdad jurídica, y ninguna persona puede ser discriminada o violentada por sus diferencias a la hora de expresar sus sentimientos. Con este Acuerdo se da un pequeño trazo positivo en la complejidad del ser humano y sus emociones. Las personas de esta ciudad marcan un hito y crean una ley que nos permite respetar la diferencias de esa otredad que nos contiene. Cada uno de nosotros formamos parte de ese todo social, aprender del respeto nos hace crecer.

Este texto, mi posición, se ampara en el Artículo 4, inciso C, del referido acuerdo, donde se propone “generar procesos de transformación en los imaginarios culturales, que posibiliten el reconocimiento a la diferencia.” De esa cuenta, cada cual es cada quien y todos y cada uno podemos expresar nuestros sentimientos como lo hizo uno de los hombres más imponentes de la historia, el emperador Adriano, quien -recuerden- amó hasta el límite de sus fuerzas a Antino.

En el imaginario de la historia humana, queda para nuestra memoria la ternura de este hombre y su ser amado, otro hombre. Pero hay tantas formas de expresar este sentimiento como el de la novelista Marguerite Yourcenar, quien -precisamente- escribió́ la extraordinaria novela “Memorias de Adriano” y amó incondicionalmente a una mujer, su compañera de toda la vida, Grace Frick.

Por eso, tengo la certeza de que el amor es una estafeta del ser humano para la siguiente generación, felicitaciones Medellín por el Acuerdo 08

Licencias